Dividendo digital

El dividendo digital provocará un cierto descontrol en la gran mayoría de las viviendas y comunidades de vecinos de Granada, ya que puede que éstos dejen de recibir en sus televisores sus canales y programas favoritos. Desde Aipat queremos contarte algo…

¿Que es el dividendo digital?

El dividendo digital, es la denominación que se le ha dado a el plan de reordenación de los diales televisivos, conforme a lo establecido por la Unión Europea, con el fin de dar un salto de calidad en las comunicaciones móviles.

Esto se hará dejando libres las frecuencias televisivas que van entre  794 y 862 MHz, es decir los canales desde el 61 al 69 (aquellas en las que emiten casi todas las cadenas de televisión privadas) para que puedan ser utilizadas como grandes antenas de comunicaciones móviles, mejorando así la cobertura y pudiendo dar la bienvenida a las denominada tecnología 4g y permitiendo así mejorar la velocidad de las conexiones a Internet móviles.

¿Cuando se hará efectivo el dividendo digital en Granada?

En principio estaba prevista la instauración definitiva del dividendo digital para enero de 2014, pero ante la falta de comunicación ciudadana por parte del gobierno y las pocas facilidades existentes en la población, se ha decidido prorrogar el periodo límite para actualizar las instalaciones de televisión a enero de 2015. Dentro de poco debería de empezarse a hacer publicidad sobre este hecho para informar a la gente.

En Granada, el pequeño número de empresas preparadas para realizar las adaptaciones del dividendo digital, hará que se produzca un caos en estas empresas, por ello, desde Aipat Telecomunicaciones, pedimos a los ciudadanos que realicen su adaptación cuanto antes para evitar masificaciones en la demanda del servicio al final de la fecha límite para estar adaptado al dividendo digital.

Aitpat Telecomunicaciones, preparados para adaptarte al dividendo digital en Granada

Para ofrecerte el mejor servicio y la mejor de las adaptaciones al dividendo digital, estamos formando un equipo altamente cualificado para analizar tu instalación, y detectar que hay que cambiar para que puedas estar perfectamente adaptado a la nueva normativa del dividendo digital, utilizando materiales de calidad, y por supuesto, siendo conscientes de la situación actual, al mejor precio.

¿Por que videovigilancia IP?

estas alturas está muy claro que el video IP reemplazará al analógico en su totalidad en un futuro no muy lejano. Sin embargo, todavía persisten ciertos prejuicios a la hora de elegir soluciones IP.

Enumero a continuación algunas ventajas del video IP:

Acceso global: las cámaras IP se conectan directamente a la red de datos, lo que las convierte en un dispositivo más de la red. De este modo no se necesitan equipos intermedios de conversión y/o comunicación, lo que simplifica su instalación. Esto también permite conectar cámaras de sitios remotos a sistemas locales. En definitiva, deja de importar la localización física de las cámaras.

Inteligencia en el borde: las cámaras IP pueden enviar notificaciones automáticas (como emails o sms) o realizar acciones (encender luces o sirenas, reproducir audio, etc.) cuando se presenta una condición de alarma específica. A su vez, las alarmas pueden ser generadas por distintos tipos de detectores, tales como movimiento, cruce de línea, etc.

Integración con otros sistemas o dispositivos: es muy sencillo integrar cámaras IP con sensores externos o con dispositivos tales como sirenas, altoparlantes, luces, etc.

Resolución megapixel: la posibilidad de utilizar cámaras IP de resolución megapixel, permite obtener más nivel de detalle o una escena más amplia. Hace ya algunos años que los fabricantes ofrecen cámaras FULL HD.

Codificación de video: las cámaras IP pueden codificar el video en distintos formatos (M-JPEG, MPEG-4 o H.264) y transmitir varios flujos de video con distintas características (resolución, cuadros por segundo, calidad, etc.) al mismo tiempo. Esto permite, por ejemplo, grabar a máxima calidad, pero visualizar a una calidad menor, optimizando el uso de los recursos.

Aprovechamiento de recursos: la tecnología IP permite enviar video, audio y órdenes de control a través del mismo canal de comunicación, lo que simplifica la instalación y el mantenimiento, reduciendo así los costos asociados. Las cámaras que soportan PoE (Power over Ethernet) también pueden recibir la alimentación eléctrica a través del cable de red.

Ampliación: los sistemas IP son fácilmente ampliables en cantidad de cámaras, capacidad de alamacenamiento, cantidad de usuarios, etc. Una vez instalada la base de un sistema IP, agregar nuevas capacidades o funcionalidades es fácil y económico.

En definitiva, al momento de invertir en una solución de videovigilancia es importante elegir un sistema que no pierda vigencia y pueda actualizarse o ampliarse en el futuro, para no tener que empezar desde cero nuevamente. Estos requerimientos los cumple en su totalidad el video IP.